915353009 | josilva@josilva.com

ADAPTACION DE GARAJES COMUNITARIOS PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

18, febrero | Sin comentarios
ADAPTACION DE GARAJES COMUNITARIOS PARA VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

En 2017 España ha superado por primera vez la barrera de los dos dígitos en ventas de vehículos eléctricos con 13.021 unidades, contando conjuntamente los eléctricos puros (BEV) y los híbridos enchufables (PHEV). Si a ello le añadimos la próxima puesta en marcha de las ayudas de 5.500 euros del Plan de Impulso a la movilidad con vehículos de energías alternativas (MOVEA), a los que se suman 1.000 euros por la instalación de un punto de carga doméstico, se puede pronosticar que en el presente año se batirán récords.
 

La principal fuente de energía de este tipo de vehículos es la llamada recarga vinculada o de carga lenta, es decir, la que se hace en el hogar cuando el coche permanece más tiempo estacionado, y se pueden además aprovechar las tarifas más ventajosas del sistema eléctrico. Dependiendo del tipo de vehículo existen distintas opciones para el conector que se ha de instalar en el garaje. Un enchufe monofásico común es suficiente para la carga vehículos híbridos, para los puramente eléctricos es recomendable utilizar conectores especiales trifásicos, ya que permiten una carga más rápida. En el caso de viviendas unifamiliares o edificios de propiedad vertical, la instalación de estos puntos de recarga no implica problema alguno, pues el propietario decide de forma unilateral qué infraestructura instalar para recargar su vehículo y como realizar las obras para ello, situación que no ocurre en el caso de la comunidad de propietarios. Es en estas últimas donde la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos reviste una mayor complejidad, debido al hecho de que estas instalaciones deberán, necesariamente, pasar por elementos comunes.
 

En 2013, dentro de una batería de medidas para fomentar la rehabilitación de las viviendas, el gobierno modificó la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), la cual rige las normas de convivencia en las comunidades de propietarios, añadiendo en su redactado que el propietario de una vivienda en un edificio comunitario tan sólo debe comunicar al presidente de dicha comunidad su intención de llevar a cabo la instalación de un punto de recarga, dejando claro que el coste de dicha instalación será asumido íntegramente por el o los beneficiarios directos de la misma. Desde septiembre de éste mismo año para las comunidades de propietarios es obligatorio realizar una inspección de las instalaciones eléctricas de baja tensión a partir de 100 Kw de potencia total instalada.

A finales de 2014 entró en vigor el Real Decreto 1053/2014 en el que, se aprobaba la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52:Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para recarga de vehículos eléctricos” que permite, a grandes rasgos, tres posibilidades diferenciadas para la implantación en garajes comunitarios de los elementos necesarios para la carga de vehículos eléctricos:

El propietario de una vivienda de multipropiedad puede hacer la instalación de su punto de recarga aprovechando el contrato eléctrico de su propia vivienda, con cualquier instalador de confianza y sin necesidad de contratar un nuevo punto de suministro.

El propietario puede hacer su instalación contratando una línea independiente, lo que le permitiría beneficiarse de la tarifa supervalle, la cual ofrece señales de precio de electricidad más competitivos para la recarga del vehículo eléctrico en horario de 1 a 7 de la mañana.

La tercera opción es la de contratar los servicios del gestor de carga, figura creada por el Real Decreto-ley 6/2010 para impulsar el desarrollo del vehículo eléctrico, encuadrada dentro de una serie de medidas para el Sector Eléctrico.
 

Como podemos observar, La BT52 se ciñe a redactar las posibilidades de implantar el sistema de carga a la red eléctrica, pero no entra a definir un aspecto fundamental: el hecho de que esa instalación afectará necesariamente a elementos comunes del edificio. Tampoco está definido por dónde han de transcurrir las canalizaciones que van desde el cuarto general de contadores hasta el punto de recarga del propietario ni quién o como decide su trazado. Queda clara la la obligatoriedad por parte del propietario de correr con los gastos derivados de su propia instalación, pero no la de los que afecten a la instalación eléctrica general ¿Qué sucede si en un momento determinado es necesario realizar una reforma de la instalación eléctrica común para disponer uno o varios puntos de recarga?, ¿Quién asumiría en este caso los costes? Accionar sobre elementos comunes puede suponer un agravamiento del riesgo de incendio que es necesario comunicar a la compañía aseguradora en aras de evitar el rehúse de un posible siniestro o la aplicación de la regla de equidad.

Es necesario, por tanto, que la Comunidad de Propietarios se implique con la realización de las reformas necesarias para implantar los puntos de recarga en vehículos eléctricos. Como primer paso debe encargar un proyecto que describa todos los aspectos que afectarán al elemento comunitario: dónde van a instalarse los contadores, cómo se va a tender el cableado hasta el punto de recarga, dónde se van a situar los enchufes... Este plan se deberá someter a junta general, y ya que posee consideración de instalación necesaria, puede aprobarse por mayoría simple y vincula a todos los propietarios al pago, incluidos los no conformes. El Administrador de Fincas juega un papel fundamental en estos casos y debe actuar asesorando previamente sobre situación de la instalación general eléctrica del inmueble, testando entre los vecinos el potencial de propietarios que podrían adquirir un vehículo eléctrico en los próximos años y buscando la mejor solución colectiva que no penalice al primer propietario que decida instalar su punto de carga. Conviene reseñar que una obra de estas características suele traer consigo molestias e inconvenientes para la comunidad, por lo que resulta necesario que ésta posea un buen seguro todo riesgo rehabilitación que garantice el conjunto de los trabajos de construcción e instalaciones.


 

Fuentes: aedive.es y elaboración propia.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha