915353009 | josilva@josilva.com

CUESTIONES PRÁCTICAS DE LOS SEGUROS PARA OFICINAS Y NEGOCIOS

27, enero | ARTICULOS - PROPIOS | Sin comentarios
CUESTIONES PRÁCTICAS DE LOS SEGUROS PARA OFICINAS Y NEGOCIOS

Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (actualmente Transporte, Movilidad y Agenda Urbana) el 99,8% de las empresas españolas son pymes, es decir, pequeños o medianos negocios en tamaño, pero de inmensa importancia dentro del tejido empresarial, económico y social de nuestro país, ya que desempeñan una función decisiva en la creación de empleo, en la actualidad generan el 70% de los puestos de trabajo. Un dato a tener en cuenta es que una inmensa mayoría de estas pequeñas o medianas empresas se dedican al sector terciario o de servicios, más del 80%, que engloba actividades tan diversas como el comercio, la hostelería, la asesoría, el ocio, la cultura, la estética, el bienestar o el turismo entre muchas otras.

 

Las pymes son el motor de nuestra economía, no cabe ninguna duda, y por lo tanto se merecen una especial protección, atención y cuidado. Por este motivo, desde la Correduría de Seguros José Silva hemos diseñado una gama de productos y servicios especializados en negocios, oficinas y despachos profesionales que harán frente a cualquier riesgo que se transforme en siniestro que pueda amenazar la seguridad y el buen funcionamiento de los mismos y les aportará la tranquilidad de disponer de una cobertura aseguradora suficiente y técnicamente cualificada.

 

 

En primer lugar: ¿Qué es una pyme?

 

 

Cuando hablamos de pymes nos estamos refiriendo a empresas pequeñas o medianas en cuanto a su volumen de ingresos, valor del patrimonio y número de trabajadores. Se trata de un término que se viene usando desde 1996 y que fue legalmente implantado cuando la Comisión Europea, a través de su Recomendación 2003/361/CE, definió el concepto y estableció las siguientes categorías:

 

  • Mediana empresa: es la que tiene menos de 250 trabajadores y una cifra de negocio anual (facturación) no superior a 50 millones de euros o un balance general anual (activo) no superior a 43 millones de euros.

 

  • Pequeña empresa: es la que tiene menos de 50 empleados y una cifra de negocio anual o un balance general anual no superior a 10 millones de euros.

 

  • Microempresa: es la que tiene menos de 10 empleados y una cifra de negocio anual o un balance general anual no superior a los 2 millones de euros.

 

Conviene señalar que en la actualidad las empresas con menos de 10 trabajadores son prácticamente el 95% de nuestro tejido empresarial y son las responsables de crear más del 40% del empleo generado en nuestro país. Pero, para mantener su salud y estatus como corazón de la economía nacional, estos pequeños negocios como oficinas, despachos profesionales, comercios, panaderías, pastelerías, bares, restaurantes, centros de estética, etcétera necesitan garantizar ciertas protecciones en su día a día, y esta es la misión de los seguros para pymes, comercios y oficinas: que los empresarios y empresarias puedan dedicarse sin preocupaciones a su negocio.


 

La importancia del seguro en los negocios.

 

 

Una actividad comercial o empresarial puede paralizar temporalmente o cesar abruptamente a causa de robos, incendios, accidentes, errores humanos, goteras, ataques cibernéticos, fallos eléctricos, inundaciones catastróficas y otros fenómenos climatológicos o un amplio etcétera de sucesos comunes que ninguna empresa, sea cual sea su tamaño, está libre de sufrir. Los seguros para pymes son la mejor manera de proteger cualquier negocio, garantizar que todo seguirá funcionando, aunque haya un imprevisto y brindar tranquilidad y confianza al propietario, accionista y empleados.

 

Tanta es la importancia de contar o no con un seguro, que puede marcar la diferencia entre la supervivencia o la desaparición de una empresa. De hecho, el 70% de las pymes cierran tras sufrir un siniestro si no tienen un seguro que cubra el riesgo de la paralización de su actividad.

 

Debido a que el mundo de las pymes es muy heterogéneo, existen seguros especializados que cubren un amplio abanico de necesidades dependiendo del sector y la actividad que se realice. Por este motivo, desde la Correduría de Seguros José Silva te ofrecemos una amplia gama de productos especializados, seleccionados después de aplicar un análisis objetivo sectorial por tipología de negocio.

 

 

El seguro multirriesgo para oficinas y negocios.


 

Con diferentes denominaciones comerciales, es la solución más práctica para que los pequeños y medianos empresarios se sientan más tranquilos y protegidos en el desarrollo de su negocio. Algunos incorporan coberturas muy específicas para determinadas actividades. Por ejemplo, oficinas en general, despachos profesionales, comercios al por menor o retail, panaderías (ahora proliferan las modernas bakery), pastelerías, bares, cafeterías temáticas, restaurantes y otros negocios que realizan actividades o prestan servicios al público, que cubre tanto el lugar físico donde se desarrolla la actividad como la realización de la actividad. El producto multirriesgo ofrece una mayor flexibilidad de contratación, más ajustes en las primas y un gran abanico de coberturas y servicios personalizados, entre las que destacamos las siguientes:

 

  • Loza sanitaria: los daños sufridos por la loza dentro de la cobertura de cristales.

  •  

  • Servicios Manitas y Bricolaje de urgencia y mantenimiento. Ayuda informática. Desencriptación de ficheros hackeados.

  •  

  • Reposición de llaves y cerradura en caso de robo y/o atraco: tanto si roban dentro de tu negocio, como si te atracan en la calle (te cambiamos la cerradura de forma preventiva para tu tranquilidad).

  •  

  • Daños eléctricos: una de las coberturas más amplias del mercado y muy importante por la frecuencia de siniestros. Servicio de reparación de urgencia.

  •  

  • Infidelidad de empleados, te sentirás más tranquilo si te aseguras.

  •  

  • Recomposición estética de suelos y paredes. Vigilancia 24 horas.

 

Estas coberturas se completan con la amplia gama de supuestos cubiertos por este seguro multirriesgo para oficinas y negocios, como son responsabilidad civil, protección jurídica, gastos de paralización de la actividad, lucro cesante, avería de maquinaria y equipos electrónicos, accidentes de empleados y clientes, explosión, incendio, fenómenos atmosféricos, vandalismo, robo y atraco, daños de equipos informáticos, daños estéticos, inundación y rotura de tuberías, deterioro de alimentos y un largo etcétera a lo que hay que añadir una atención personalizada 24 horas al día los 365 días del año.

 

El seguro para negocios de hostelería.

 

 

Los establecimientos HORECA (acrónimo de hoteles, restaurantes y cafés) están expuestos a un continuo tráfico de personas que pueden sufrir accidentes, intoxicaciones y situaciones de ansiedad. Los propios negocios están muy expuestos a robos, atracos, infidelidad de empleados, rotura de lunas y escaparates, sobretensiones eléctricas, daños por agua, incendio en cocinas y salones, explosión, actos de vandalismo y paralización de la actividad por causas externas como obras, manifestaciones, celebraciones, restricciones de tráfico, fallos en el call center de pedidos y unos cuantiosos gastos fijos que generará el local en caso de siniestro, por lo que es imprescindible una correcta protección que permita aminorar las consecuencias dañosas. Además debemos prestar especial atención a las instalaciones para terrazas, veladores y quioscos, ya que los ayuntamientos exigen copia del documento acreditativo de la vigencia y de hallarse al corriente en el pago de la póliza de seguros a que se refieren las Ordenanzas Reguladoras.

 

Por estas razones hemos diseñado un seguro para hostelería, especializado en restaurantes, bares, cafeterías y locales de ocio, adaptado tanto para propietarios como inquilinos, que se encargará de cubrir cualquier tipo de riesgo específico de este sector gracias a las siguientes coberturas agrupadas en éstos 10 grandes apartados:

 

  • Daños en general y opción “a todo riesgo”

  •  

  • Gastos consecuenciales después de un siniestro.

  •  

  • Paralización de la actividad y Pérdida de Beneficios.

  •  

  • Asistencia 24 horas durante los 365 días del año.

  •  

  • Responsabilidad civil de Explotación. Productos en el interior y exterior.

  •  

  • Responsabilidad Civil Patronal. Post-trabajos y Servicios. Distribución de alimentos. Contaminación Accidental y Medioambiental.

  •  

  • Responsabilidad Civil de las instalaciones del negocio.

  •  

  • Robo y expoliación de bienes del negocio y clientes.

  •  

  • Avería de maquinaria y equipos electrónicos.

  •  

  • Riesgo Cibernético.


Cuenta con un compromiso de respuesta en menos de 3 horas para casos de urgencia que comprometan la apertura del negocio o la pérdida de horas de trabajo.

 

También disponemos de un seguro específico para hoteles, balnearios, casas rurales y establecimientos similares, con las coberturas peculiares de éstos establecimientos abiertos al público y múltiples garantías personalizadas.

 

 

El seguro para centros de estética, fitness y fisioterapia.


 

Este seguro para centros de estética, peluquerías, centros de fitness y fisioterapia donde lo importante está en el trato personal, dirigido al bienestar de las personas, se encarga de atender los siniestros más preocupantes en éste negocio como los derivados de la aplicación de productos y servicios a clientes y sus pertenencias. Tratamientos con caña de azúcar, reducción de bolsas, extensiones de pestañas, antiaging y técnicas faciales, acido hialurónico, péptidos, exfoliación con punta de diamante, lifting japonés, infiltración de vitaminas, combate de fatiga, antioxidantes, energizantes e hidrantes, masajes, presoterapia, celulitis, reductores, remodelación corporal, cavitación, hidrolipoclasia, acné, contorno de ojos, tratamientos de caviar, oro y muchos otros. Además de cubrir el robo o intento de robo, el incendio o la rotura de las lunas, aporta la tranquilidad de saber que la compañía enviará los profesionales necesarios para reparar rápidamente una rotura de tubería de agua, un atasco o una avería eléctrica, a lo que hay que sumar una amplia cobertura de protección jurídica que garantiza una buena defensa en caso de recibir reclamaciones.


 

Un caso real de nuestra correduría.

 

 

Nuestro amigo y cliente Alejandro organizó en septiembre de 2018 un viaje familiar para celebrar sus 40 años de matrimonio. Durante una semana disfrutaron de un balneario con spa, una casa rural y varios restaurantes. Siete días con hijos, parejas y el primer nieto. El día previo al regreso su mujer Pilar tuvo que acudir al médico por unas ronchas en la piel, le recetó una pomada y que visitara al dermatólogo si persistían. Uno de sus hijos es alérgico al gluten y así lo advirtió en todos los establecimientos que fueron visitando. Nada más entrar en su casa se dirigió al cuarto de baño, hacía un par de horas que notaba un gran malestar. Estaban todos muy contentos de los días que pasaron juntos, sin embargo cuando Pilar acudió al dermatólogo porque su aspecto no mejoraba éste le diagnosticó una irritación cutánea a causa de la aplicación de algún producto de cosmética ¿Sería el tratamiento que me dieron en el spa? Fernando, su hijo estuvo durante una semana con fuertes dolores abdominales, deposiciones muy líquidas y sarpullido en la piel ¿habré tomado algún alimento con gluten?.

 

Pasados 3 meses, pusieron una reclamación al centro donde le aplicaron el tratamiento estético porque le quedaron unas manchas en la piel que al parecer podrían tener su causa en la aplicación o en el producto. Le visitó un perito médico y la compañía aseguradora le hizo una oferta motivada por importe de 3.000 euros que después de consultarnos aceptó. Sin embargo Fernando, no tuvo tanta fortuna. Dudaba de cuál de los restaurantes podría haber sido el que no disponía de una cocina preparada para el tratamiento de los alergenos. Es periodista freelance y perdió varios proyectos que le habían encargado dos editoriales. Sobrevivió económicamente echando mano del seguro de incapacidad temporal y con la ayuda familiar. La necesidad agudiza el ingenio y recordó que habían cenado la noche anterior unos calamares fritos (en teoría rebozados con harina de garbanzos) y dirigió allí su reclamación a través de su seguro de protección jurídica familiar. Tardaron en responderle, pero finalmente también la aseguradora del establecimiento le hizo una oferta económica acompañada de una carta de disculpas del restaurante. Aceptó los 4.000 euros por los daños y los ingresos que dejó de percibir.
 

Es indudable que ambos negocios disponían de seguros para responder de los daños a terceros, transcurrieron catorce meses y realizamos numerosas gestiones, gratuitas por que forma parte de nuestros servicios, pero finalmente podemos decir que la historia tuvo un final feliz.
 

 

¿Estás pensando contratar o revisar un seguro para tu negocio?

 

 

Es una magnífica idea ya que sea cual sea tu actividad conlleva unos riesgos genéricos y otros específicos, y por ello te recomendamos que cuentes con una cobertura aseguradora amplia, técnica y especializada. Ponte en contacto con nosotros, identificaremos tus riesgos, aquellos que pueden afectar a terceros, los cuantificaremos y los transferiremos sobre la póliza con precisión. Si tienes alguna duda puedes dejarnos a continuación un comentario, escribirnos a nuestra dirección de correo josilva@josilva.com, contactarnos a través de nuestra página web o llamarnos al teléfono 915353009. Estaremos encantados de ayudarte.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha