915353009 | josilva@josilva.com

¿En qué consiste la cobertura de daños eléctricos?

05, noviembre | ARTICULOS | Sin comentarios
¿En qué consiste la cobertura de daños eléctricos? - Blog José Silva

Esta cobertura bastante desconocida por los asegurados podríamos simplificarla como un incendio sin llama, pero vamos a profundizar un poco más en el concepto de qué se entiende por daños eléctricos. Son los perjuicios o desperfectos que puede sufrir una vivienda en su instalación eléctrica a consecuencia de subidas o bajadas de tensión, cortocircuitos, corriente anormal, formación de arco voltaico o averías eléctricas así como los que estén ocasionados por la caída de un rayo. Por lo tanto esta garantía cubrirá los desperfectos materiales sufridos por estos daños, generalmente, en el continente (instalaciones). Existe la posibilidad de dar cobertura a los aparatos electrónicos del contenido, ahora bien cada póliza de seguro tiene sus propias limitaciones y exclusiones. Un seguro muy barato probablemente carezca de ésta cobertura o sea muy limitada.

Forma parte de las coberturas denominadas básicas (implícita en el precio) u opcionales ( hay que solicitarla y pagar prima por ello) de los seguros multirriesgo de hogar y que también incluyen algunas de las pólizas multirriesgo de comunidades de propietarios. En el caso de los seguros de comunidades hay que recalcar que esta cobertura se refiere a daños en la instalación eléctrica comunitaria, no de los locales y viviendas, salvo que se adopte la decisión de incluir los elementos privados y privativos de cada copropietario. Por lo que es importante contar con dicha cobertura en cada póliza ya que no se estarían duplicando. El coste medio de un siniestro de daños eléctricos en las Comunidades de Propietarios asciende a 3.000 euros.

Para comprender mejor ésta garantía, tomamos como ejemplo las consecuencias de una tormenta en un edificio; En éste tipo de siniestro es frecuente que resulte estropeada la antena de televisión comunitaria, la puerta eléctrica del garaje, el portal se ha quedado sin luz y varios equipos electrónicos de los vecinos han dejado de funcionar, entre ellos un frigorífico echándose a perder toda la comida almacenada en su interior. En este caso, la póliza de seguro multirriesgo de la comunidad se haría cargo de los daños que han sufrido las instalaciones y aparatos eléctricos comunitarios, y por otro lado, el seguro de hogar de cada vecino, según las condiciones de  cada póliza, se haría cargo de los aparatos eléctricos dañados. Incluso es posible que se hiciese cargo de las pérdidas de la comida estropeada, aunque estos daños son más propios de otra garantía opcional denominada pérdida de alimentos.

Conviene recordar que el término multirriesgo se utiliza cuando en el mismo contrato se da cobertura a varios riesgos, no a todos; No hay que confundirlo con otro modelo más amplio como el todo riesgo que se aproxima más al concepto popular de que el seguro me lo cubre todo, pero que muy pocos asegurados están dispuestos a pagar.

¿Qué no cubre?

Dependiendo de la Aseguradora y modelo de contrato de seguro, es necesario tener en cuenta qué circunstancias no están cubiertas por la cobertura de daños eléctricos:

  • Antigüedad: Los aparatos electrónicos están programados para tener una vida limitada y para dejar de funcionar al cabo de unos años a causa de su desgaste y uso, es lo que conocemos como obsolescencia programada. Por ese motivo es habitual que aquellos que tengan una cierta antigüedad (cada seguro será diferente y también el precio) no estén cubiertos ya que pueden considerar que la avería está relacionada con su antigüedad.
  • Electrodomésticos en garantía: En caso de daños eléctricos de aparatos en garantía, el coste de su reparación será responsabilidad del fabricante, proveedor o instalador. La compañía de seguros puede indemnizar el siniestro y posteriormente ejercer su derecho de repetición que le permite el artículo 43 de la Ley de Contrato de Seguro.
  • La mayoría de las pólizas no contemplan los desperfectos de las bombillas.
  • También quedan excluidas las instalaciones que no cumplan con la legislación o que sean provisionales.

En conclusión, el coste de asumir la reparación o una nueva compra de todos los electrodomésticos dañados puede ser altísimo, por lo que la cobertura de daños eléctricos es una garantía de gran valor en un seguro multirriesgo. Pero esta cobertura está incluida de diferente forma en cada póliza, por lo que un asesor especializado nos ayudará a encontrar el seguro más completo y ajustado a las garantías que necesitamos para nuestra vivienda y nuestra comunidad.

Fuente: Elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha