915353009 | josilva@josilva.com

¿ES POSIBLE INSTALAR ASCENSORES EN EDIFICIOS ANTIGUOS?

13, febrero | ARTICULOS | Sin comentarios
¿ES POSIBLE INSTALAR ASCENSORES EN EDIFICIOS ANTIGUOS?

La falta de espacio, la molestia de las obras o las limitaciones técnicas son algunas de las excusas más comunes que alegan las Comunidades de Propietarios antiguas cuyos vecinos proyectan la instalación de un ascensor. Se tiende a pensar que si no hay espacio suficiente en el hueco de la escalera debe descartarse la idea, que la construcción afeará el patio o fachada o que directamente son gastos elevados... Pero los avances tecnológicos de los últimos años permiten gran variedad de soluciones para su construcción, coste y adaptación estética. Además, las Comunidades de Propietarios podrán acogerse a las ayudas y subvenciones para la rehabilitación de viviendas enfocadas, entre otras mejoras, a la accesibilidad de las mismas, incluidas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 e incluso la financiación de las empresas instaladoras. Toda obra de ascensores tendrá la consideración de rehabilitación y por lo tanto un riesgo agravado para los seguros.

 

El primer paso que la CCPP debe llevar a cabo es encargar la elaboración de un estudio técnico por parte de profesionales especializados, en el cual se expondrá la ubicación mas adecuada, el tipo de ascensor a utilizar, así como todo los elementos necesarios para su instalación. Cada edificio tiene unas características distintas, y es por ello que en cada proyecto se tienen que analizar detenidamente las posibilidades del entorno para poder ofrecer la mejor solución, así como una estimación de gastos o presupuesto para evitar que la obra suponga un desembolso excesivo y fuera del alcance de las posibilidades de la Comunidad de Propietarios. La elección del técnico idóneo, independiente por supuesto, es el eje sobre el que pivotará el éxito del proyecto.

 

Una vez analizado dicho informe por parte de la Comunidad, ésta debe reunirse y decidir cuál es la opción mas conveniente para sus intereses. En éste proceso suele invertirse una media de 8 meses. Del abanico de posibilidades que existen, hoy en día las más utilizadas suelen ser las siguientes:

 

Instalación en el patio de luces: Consiste en aprovechar el espacio arquitectónico situado dentro del edificio, destinado principalmente al acceso de luz solar y a la ventilación de las viviendas que comunican con él. Al ser un espacio de poco uso, el técnico podría recomendar a los propietarios como una buena opción ejecutar la rehabilitación e instalar en él un ascensor.

 

Demolición de la escalera: Si el edificio no dispone de patio interno, la opción adecuada en este caso es suprimir parte de la escalera para ampliar espacio de hueco. Hay que tener en cuenta que ello implicaría realizar obras en zonas comunes que afectan a la estructura del inmueble y el riesgo de la obra es mayor. También hay que saber elegir el programa de seguros.

 

Redistribución de la escalera: Reubicar toda la escalera y aprovechar el espacio ganado para la instalación del ascensor es otra opción, pero suele implicar tiempo y un coste más elevado.

 

Instalación en la fachada: Aunque es común que las CCPP sean reacias a esta opción , debido al impacto visual que ésta pueda suponer para el edificio, no deben preocuparse por ello, ya que el ascensor puede integrarse de tal forma que se adapte con el entorno previamente construido. Los ascensores panorámicos es una solución bien aceptada.

 

Suprimir/ Incrementar en una pequeña parte de las viviendas: Si no es posible otra solución y la instalación de un ascensor es imprescindible, los propietarios pueden optar por suprimir/ampliar una pequeña parte de su vivienda para construir el hueco del ascensor, obra que suele contar con el visto bueno de los Ayuntamientos e incluso formar parte de programas de mejora de barrios.

 

También es habitual en Comunidades de Propietarios la necesidad de modernizar un ascensor antiguo. Sustituyendo una cabina por otra más moderna o de mayor tamaño se logrará accesibilidad para todos los usuarios e incorporando los últimos avances en tecnología se garantizará la seguridad de los vecinos, además de cumplir con la normativa vigente. Recientemente en Madrid se han producido accidentes en aparatos elevadores de cierta antigüedad.

 

Si tu comunidad de propietarios ha decidido instalar un ascensor en el edificio o modernizar el que ya posee, siempre es aconsejable que cuente con un Seguro Todo Riesgo Rehabilitación especialmente diseñado para prestar cobertura frente a los posibles riesgos de las obras, de cuyos daños responde, como Promotor de la misma. Bajo ningún concepto debe darse como suficiente el seguro multirriesgo del edificio o la póliza que aporte la empresa constructora.

 

Fuentes: comunidades.com y elaboración propia.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha