915353009 | josilva@josilva.com

¿ESTAMOS ANTE UNA NUEVA BURBUJA INMOBILIARIA?

20, mayo | ARTICULOS | Sin comentarios
¿ESTAMOS ANTE UNA NUEVA BURBUJA INMOBILIARIA?

El sector inmobiliario de nuestro país saca pecho y asegura haber superado definitivamente la crisis iniciada en el 2008. Los últimos incrementos interanuales de más del 10 por ciento en el número de compraventas y concesión de hipotecas, un espectacular crecimiento del número visados para la construcción de nueva vivienda y la vuelta de la compra sobre plano (con la desprotección del comprador, desde el 1 de enero de 2016 el promotor no deberá garantizar las cantidades entregadas por los compradores antes de la obtención de la licencia de obras) ha sembrado el optimismo en un sector que fue uno de los más castigados por la recesión económica. Pero en la otra cara de la moneda se encuentran los precios de la vivienda, que en 2017 aumentaron de media un 5,1 por ciento, un incremento que no se producía desde el año 2006. Si a ello le sumamos un mercado del alquiler con fuertes tensiones en los precios, que están marcando récords históricos, la pregunta sale sola: ¿no estaremos cayendo en una posible burbuja inmobiliaria?.

 

Todo parece indicar que estamos repitiendo errores del pasado: las familias españolas deben a los bancos (que continúan vinculando productos de seguros a las hipotecas) por la compra de viviendas más de cinco mil millones de euros, una cifra que iguala la de agosto de 2006, en plena burbuja. Otra señal es el apetito de la banca por dar nuevos créditos inmobiliarios, relajando los estándares de riesgo y volviendo a confiar plenamente en los APIs (agentes de la propiedad inmobiliaria), una vía que acelera el crecimiento de la compraventa, pero que puede resultar contraproducente. Por otra parte, un mercado laboral precario, donde los puestos indefinidos retroceden frente a la contratación temporal, ha producido que la demanda de alquiler crezca como nunca, y junto a ella la especulación en este sector, ocasionando subidas del precio del arrendamiento entre un 27% y un 49% en Madrid y Barcelona, según un estudio de Fotocasa. Los alquileres turísticos también parecen ser parte del problema, un inmueble arrendado bajo esta fórmula multiplica su capacidad de generación de ingresos, pero reduce la oferta en muchas ciudades y aumenta el precio de los pisos disponibles. El sector asegurador está reaccionando técnicamente al considerar los edificios destinados a uso turístico como riesgo agravado o no asegurables.

 

Sin embrago, el grueso del sector inmobiliario se afana en negar la existencia de una burbuja, al menos tal y como se conoció en los años del boom, donde la financiación desmedida, la especulación y los precios desbocados fueron la constante. Afirman que el aumento de precios sólo se concentra en determinadas zonas del país, mientras que en el resto siguen siendo de media un 40 por ciento inferiores a la de los máximos que se alcanzaron en aquellos años, y que las entidades financieras no prestan con la alegría de antaño, sino que se exige un perfil elevadamente solvente, con empleo estable y cuyo porcentaje de endeudamiento familiar sea razonable.

 

De lo que no hay duda es que estamos ante una cuestión crucial, tanto para los ciudadanos como para la economía de nuestro país, que sin duda será tratada en el XXI Congreso Nacional de Administradores de Fincas CNAF 2018 que se celebra del 7 al 9 de junio en el Madrid Marriott Auditorium Hotel & Conference Center. Desde José Silva Correduría de Seguros nos complace comunicaros que somos colaboradores de este gran evento, en el que estaremos presentes conmemorando los cincuenta años del Consejo General de los Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE). Esperamos veros a todos allí.

 

Fuentes: elpais.com, fotocasa.es y elaboración propia.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha