915353009 | josilva@josilva.com

GESTIÓN DE SINIESTROS EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS: DAÑOS POR AGUA

23, marzo | ARTICULOS - PROPIOS | Sin comentarios
GESTIÓN DE SINIESTROS EN COMUNIDADES DE PROPIETARIOS: DAÑOS POR AGUA

Los daños por agua son el siniestro más habitual en las Comunidades de Propietarios de nuestro país, y así queda reflejado en la última Memoria Social del Seguro elaborada por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), que aporta datos tan significativos como que cada 46 segundos se produce una incidencia de este tipo, lo que supone casi 700.000 euros de gastos diarios en reparaciones, cinco veces más que la segunda causa de siniestros en zonas comunes.

 

No cabe duda que la prevención es una materia clave para lograr evitar los daños ocasionados por el agua, y por lo tanto una buena política de mantenimiento de la red de saneamiento del edificio es indispensable para prevenir humedades, filtraciones y goteras. Pero también hay que señalar que la contratación de un Seguro para Comunidades de Propietarios es igualmente un elemento imprescindible de protección, ya que evitará gastos imprevistos que deberán ser costeados por todos los propietarios del inmueble en caso de no contar con una póliza de este tipo.

 

 

Daños por agua: causas y medidas de prevención.

 

 

Debemos ser conscientes de que todos los inmuebles tienen numerosas posibilidades de sufrir un siniestro de este tipo, no solo los más antiguos. Tanto es así que las estadísticas indican que los edificios modernos presentan similares números de incidentes y gastos en reparaciones que los que tienen más de 10 años. Habitualmente, los daños por agua están provocados por problemas en la red se saneamiento como por ejemplo atascos o roturas en arquetas, tuberías o pozos. Otros motivos comunes que producen daños por agua en las Comunidades de Propietarios son los originadas por fenómenos atmosféricos debido a intensidades fuertes o una mala impermeabilización o mantenimiento de fachadas, terrazas, tejados, chimeneas, o incluso por descuido al dejar un vecino un grifo abierto que cause una inundación.

 

Para evitar la mayoría de los siniestros ocasionados por daños por agua, las Comunidades de Propietarios deben adoptar una política de mantenimiento preventivo que no solo logrará que no se produzcan incidencias originadas por el agua, sino que también disminuirá el coste económico al minimizar el riesgo de atascos, roturas, fugas o filtraciones. Es por ello que se deberán realizar periódicamente, mantenimientos preventivos tanto de los elementos de la red de saneamiento del edificio (bajantes, tuberías, sifones y arquetas entre otros) como de la cubierta, fachadas, tejados y muros del edificio.

 

A su vez, también es imprescindible que esta política de prevención contemple la contratación de un buen seguro para Comunidades de Propietarios que cuente con una garantía de daños por agua, que cubra tanto los propios en partes comunes y privadas, como los daños a terceros por responsabilidad civil.

 

 

Responsabilidad de la Comunidad de Propietarios en los daños producidos por agua.

 

 

Este tipo de siniestros puede convertirse en una fuente de conflictos a causa de la localización de la fuga de agua y por discernir si la responsabilidad es de un propietario o de la comunidad. Para evitarlos, en primer lugar debemos tener claro que la Comunidad de Propietarios tiene la obligación de mantener todas las instalaciones del edificio en adecuadas condiciones de conservación y mantenimiento, y por lo tanto, siempre que el origen del daño por agua provenga de un elemento perteneciente a la Comunidad, como por ejemplo las conducciones generales de entrada o evacuación de agua, la fachada o el tejado, ésta deberá hacerse cargo tanto de los desperfectos que haya podido ocasionar como de su localización y reparación. El fondo de reserva obligatorio puede utilizarse para suscribir un contrato de mantenimiento o un seguro muy amplio.

 

En el caso de que los daños por agua estén causados por una fuga en una tubería, para considerar de quien es la responsabilidad deberemos previamente conocer donde está situada:

 

  • Tuberías privativas: las que se encuentran en los espacios privados de los vecinos, independientes del resto de zonas comunitarias del edificio y dan servicio a una vivienda exclusivamente. Su límite suele coincidir con la llave de paso o contador individual. En los seguros multirriesgo cada aseguradora puede establecer cláusulas que delimitan el riesgo y su alcance.

 

  • Tuberías comunitarias: las que van desde la entrada del edificio hasta la entrada de cada domicilio, pueden discurrir por zonas comunes o incluso privadas. Su límite comienza en la llave de entrada general y finaliza donde comienzan las particulares. También en este caso las compañías de seguros establecen cláusulas con diferente amplitud.

 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los daños pueden afectar tanto a las zonas comunes como a las zonas particulares de cualquiera de los vecinos (propietarios o inquilinos), e incluso de los edificios o locales contiguos, por lo que resulta imprescindible que toda Comunidad de Propietarios tenga contratado un Seguro que cuente con una garantía de daños por agua y de responsabilidad civil por daños de agua, lo más amplia posible, que se haga cargo de los daños causados en el conjunto de bienes y propiedades que forman parte de la edificación, así como de los daños que se puedan originar a terceros.


 

La garantía de daños por agua en los seguros de Comunidades de Propietarios.

 

 

Los daños relacionados con el agua son contemplados en los siguientes tipos de garantías:

 

  • Garantía básica de incendios, al incluirse los daños causados por la actuación de los bomberos o gastos necesarios para extinguir el mismo que incluyan el agua.

  •  

  • Fenómenos climatológicos por agua en sus distintos estados, sólido, líquido o gaseoso. Esta garantía puede ser básico u optativa y con amplitud diferente en cada póliza de seguro. Hay muchas diferencias. En determinadas circunstancias su cobertura la asume el Consorcio de Compensación de Seguros.

  •  

  • Garantía opcional de daños por agua, que se encarga de filtraciones cuyo origen no sea meteorológico. Se restringe generalmente al agua que discurre canalizada, bajantes, ascendentes, derivaciones.

  •  

  • Inundaciones, cuando el agua discurre por la superficie y penetra en la edificación.

  •  

  • Garantía de responsabilidad civil, que cubre los daños ocasionados por el agua a terceros, por ejemplo a los copropietarios y también a colindantes.

 

Sin embargo, estas garantías tienen límites y exclusiones propias y generales, ya que se exceptúan daños por falta de mantenimiento o por falta de reparación del edificio, por año de antiguedad y existen matices en el origen del daño, el mismo daño, la causa, el daño y la causa o la responsabilidad civil derivada.

 

Es por ello que el seguro multirriesgo de comunidades de propietarios es la perfecta solución para que un edificio de viviendas se halle totalmente protegido ante los daños por agua. Este tipo de pólizas, al comprender bloques de garantías básicas y opcionales y situaciones de riesgo en daños materiales, como por ejemplo daños estéticos, inhabitabilidad del edificio, robo, responsabilidad civil, protección jurídica, asistencia de profesionales, eventualidades extraordinarias y más de cien siniestros posibles, ofrece especial cobertura para los daños producidos por agua y fenómenos climatológicos, como por ejemplo:
 

  • Daños en el continente: cubre la reparación de daños ocasionados por agua y daños climatológicos en paredes, techos, suelos, instalaciones, etc.

 

  • Daños en el contenido: cubre la reparación o reposición del mobiliario comunitario y otros bienes dañados por el agua.

 

  • Responsabilidad civil: En los daños por agua resulta habitual que la fuga de agua cause un daño a un domicilio particular, en el que pueden verse afectado mobiliario, obras de arte, objetos de valor especial, al edificio colindante o a un local adyacente, que puede estar dotado de equipos informáticos valiosos, mercancías caras, existencias o alimentos como un supermercado. Esta cobertura garantiza las reparaciones y/o indemnizaciones por daños a terceros, incluso el lucro cesante e inhabitabilidad de las viviendas y locales de negocio. A nuestro criterio profesional resulta la parte de análisis de riesgo más valiosa cuando tomamos el encargo de diseñar un seguro para la Comunidad de Propietarios.

 

  • Defensa jurídica: Cubre los gastos judiciales en que pueda incurrir una Comunidad de Propietarios como consecuencia de daños por agua. En el caso de que el origen de los daños por agua sea ajeno y la perjudicada sea la propia comunidad asegurada, el seguro se encargará de reclamar la reparación de los daños. Esta garantía que aconsejamos sea independiente y con Libre Elección aporta a los propietarios la seguridad de que no tendrán derramas por un litigio.

 

 

¿Cómo contratar un seguro multirriesgo para Comunidades de Propietarios?

 

 

El Presidente de la comunidad como su representante legal es el responsable de la contratación de los seguros para su Comunidad de Propietarios, aunque la tarea de búsqueda y selección puede ser delegada en el Administrador de Fincas. Para que este profesional realice esta gestión con la imparcialidad y profesionalidad que requiere su cargo, le resultará indispensable la colaboración de una correduría de seguros es decir, un mediador especializado, independiente e imparcial, que efectuará un análisis objetivo y le recomendará las coberturas y las entidades que mejor se adapten a las necesidades del inmueble.

 

Desde la Correduría de Seguros José Silva, uno de los principales pilares en el asesoramiento de pólizas de seguros para Comunidades de Propietarios, ofrecemos el mejor Seguro Multirriesgo, ya que cuenta con las siguientes coberturas de protección especializadas en daños por agua:

 

  • Daños de agua por conducciones generales, por roturas, atascos, rebosamientos y escapes.

 

  • Omisión de cierre de grifos.

 

  • Filtraciones y goteras en cubiertas,muros y paredes.

 

  • Daños de agua por conducciones particulares.

 

  • Gastos de fontanería por conducciones particulares.

 

  • Gastos de localización de fugas de agua.

 

  • Gastos por desatascos de tuberías o conducciones de agua, pluviales o residuales, aunque no produzcan daños a otras zonas.

 

  • Lluvia, viento, pedrisco, nieve e inundación.

 

  • Recomposición estética de los elementos comunes y privados.

 

  • Gastos por exceso de consumo de agua.

 

  • Responsabilidad Civil por escapes, roturas de tuberías de agua y por omisión de cierre de grifos.

 

  • Prestaciones de defensa y reclamaciones jurídicas.

 

  • Asistencia 24 horas los 365 días del año.


 

Un caso real de nuestra correduría.

 

 

El día 30 de diciembre se rompió una tubería de la calefacción central en un edificio de viviendas habitado por 70 familias, con una entreplanta de oficinas al público, dos restaurantes en planta baja y una gran superficie comercial. Cayó agua durante una hora aproximadamente, hasta que el conserje de la finca pudo cortar la llave del circuito. Nos avisó con urgencia y también a la Administradora de Fincas. De forma conjunta con la Junta de Gobierno adoptamos las primeras medidas para asegurar el sistema de calefacción a los vecinos (en plenas fiestas navideñas) y coordinamos acciones con el supermercado abarrotado de mercancía perecedera.

 

La empresa de mantenimiento de la Comunidad de Propietarios se hizo cargo de la reparación de la tubería y restablecimiento del servicio. En menos de 3 horas los peritos contactaron con los perjudicados. El equipo de limpieza de alimentación se presentó en una hora y lograron habilitar parte del área comercial. Los servicios de reparación de la compañía aseguradora se encargaron de atender los daños restantes. El siniestro alcanzó la cifra de 180.000 euros en daños directos y todavía estamos a la espera de la valoración final del lucro cesante de los negocios afectados. Actuamos en equipo, pensando exclusivamente en restablecer a la normalidad la vida en la Comunidad de Propietarios, integrada por distinto tipos de vecinos, propietarios, inquilinos, usuarios, invitados, negocios, despachos profesionales. Así lo apreciaron los propietarios cuando nos convocaron a la junta general extraordinaria para informar de la situación, al final de la cual nos brindaron un gran aplauso por haberles aconsejado una magnífica póliza de seguro.

 

En estos días en que nos quedamos en casa con motivo del coronavirus Covid-19 seguimos prestando nuestro servicio y las compañías de seguros aportan seguridad.

 

 

¿Tu edificio ha sufrido daños a causa de una fuga de agua?

 

 

Cuéntanos tu vivencia, déjanos a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo josilva@josilva.com. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009, resolveremos todas tus dudas y te ofreceremos toda la información sobre seguros de Comunidades de Propietarios que puedas necesitar. Estamos para ayudarte.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha