915353009 | josilva@josilva.com

LA BUENA SALUD Y LOS PELIGROS DE LAS PSEUDOTERAPIAS

07, octubre | ARTICULOS | Sin comentarios
LA BUENA SALUD Y LOS PELIGROS DE LAS PSEUDOTERAPIAS

¿Existen todavía los curanderos? El pasado mes de septiembre la Comisión de Estudios de Posgrado de la Universitat de València decidió dejar de ofertar diversos títulos propios, entre los que se encuentran la Medicina regenerativa y Antienvejecimiento, la Recuperación Funcional y la Hipnosis Eriksoniana, por ser considerados por la Apetp (Asociación para proteger al enfermo de terapias pseudocientíficas) fraudulentos y no poseer ningún valor terapéutico real. Se reabre así un intrincado debate sobre la funcionalidad y los peligros que pueden entrañar las controvertidas pseudoterapias o pseudociencias.

 

Conocidas coloquialmente como terapias alternativas, complementarias o integrativas, abarcan una variedad de disciplinas entre las que se encuentran algunas tan conocidas como la homeopatía, el reiki, el biomagnetismo o la reflexología, entre muchas otras. Con millones de seguidores en todo el mundo, estas técnicas presumen de tener la capacidad de mejorar diversos aspectos de nuestra salud, ya sea curando una enfermedad o previniendo cualquier tipo de dolencia, gracias a dietas que aseguran limpiar el organismo, el uso de sustancias diluidas infinitesimalmente o mediante un equilibrio entre cuerpo y mente. Pero en el otro extremo, sus detractores afirman que en realidad estas prácticas, que dicen poder afrontar la enfermedad por vías alternativas a las de la medicina, entrañan multitud de peligros, ya que pueden tener efectos negativos sobre la salud y suelen producir daños económicos o morales en los pacientes. Pues parece que efectivamente los curanderos se han modernizado, utilizan nuevas técnicas de captación y sugestión, redes sociales, televisión, prensa escrita, expectaculares instalaciones y prescriptores.

 

El riesgo de las pseudoterapias surge cuando el enfermo, abandona la medicina para hacerle frente a su enfermedad mediante prácticas que carecen de valor curativo, lo que le puede ocasionar graves problemas de salud e incluso la muerte. Los casos conocidos son numerosos, los desconocidos no afloran por vergüenza o miedo. Con el objetivo de que se tomen medidas por parte del gobierno para intentar prevenir estos casos, mas de 400 personas del ámbito científico y sanitario han firmado una carta abierta a la ministra de Sanidad, en la que reclaman que se actúe de manera decidida contra un fenómeno que no deja de extenderse. Cualquier paciente que tenga deseo de utilizar éstos medios debería de consultar al profesional que le trate si dispone de seguro de Responsabilidad Civil Profesional ante el riesgo de daños personales.

 

Resulta incuestionable que esta vías alternativas a la medicina tradicional carecen de una evidencia científica, es decir, no han podido ser probadas de modo certero mediante una investigación. Ninguna de ellas ha podido ser confirmada empíricamente, ni su validez ha podido ser contrastada mediante un método científico en un laboratorio, y sin embargo muchas de ellas son presentadas y promocionadas utilizando terminología médica y científica, sin basarse en modo alguno en el saber científico ni en el mundo de la medicina; Un mayor rigor en su control evitaría engaños en personas vulnerables.

 

Además, muchas pseudoterapias utilizan el efecto placebo, un fenómeno en el que un paciente experimenta mejoras en su condición tras ingerir un medicamento sin sustancia activa alguna o bien tras pasar por un falso tratamiento, como herramienta para avalar la supuesta eficacia de sus métodos, que en realidad no aportan beneficio alguno. Es el caso, por ejemplo, de disciplinas como la homeopatía y el reiki, que tras décadas de estudios no han conseguido demostrar una eficiencia real.

 

Sin duda alguna, la ignorancia y la desinformación son el perfecto caldo de cultivo para el éxito de las pseudoterapias, y la mejor manera de luchar contra sus riesgos es mediante el fomento del pensamiento crítico y el escepticismo sano. Nuestro país cuenta con un buen sistema sanitario que garantiza la atención y el cuidado de la salud de la población: el Sistema Público de Salud, y además existen una gran variedad de Seguros de Salud privados, dispuestos a cubrir todas las necesidades sanitarias y asegurar una asistencia más cómoda, rápida y eficaz, así como los diagnósticos, tratamientos, pruebas y hospitalización en el momento en el que se necesiten. Las empresas y autónomos pueden aprovechar las ventajas fiscales y la reducción del absentismo laboral por la rapidez del diagnóstico, es decir, mejorar la salud de su personal con la medicina preventiva. Si tienes alguna duda en este tema, te ofrecemos el consejo profesional de una gran Correduría de Seguros, te informaremos y te ayudaremos a elegir la mejor aseguradora y el contrato idóneo. Aprovecha las campañas del último trimestre del año para contratar un seguro médico, puedes elegir la fórmula de Cuadro Médico por un precio módico o la modalidad de Reembolso de Gastos en cualquier lugar del mundo por menos de 2 euros al día.

 

Fuentes: mscbs.gob.es, apetp.com y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha