915353009 | josilva@josilva.com

Las nuevas sanciones que se aplicarán a las malas prácticas en seguros

06, febrero | ARTICULOS | Sin comentarios
Las nuevas sanciones que se aplicarán a las malas prácticas en seguros

El tiempo transcurre como el agua hacia el océano, sin detenerse, en su discurrir salva escollos, acelera su curso o se precipita por una pendiente; De forma similar, la distribución en seguros afronta un nuevo reto desde que el pasado 19 de enero la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) envió a las instituciones del sector el primer borrador de la futura Ley de Distribución de Seguros. Esta nueva normativa es la transposición al mercado español de la Directiva de Distribución de Seguros (la conocida IDD) a través de mediadores y de manera directa, y que entre otras cosas busca reforzar la protección de los consumidores, y deberá entrar en vigor en febrero del próximo año, tal como marca el calendario de la Unión Europea. No parecen ser buenas noticias para los mediadores de reducido tamaño o para aquellos que tengan la venta de seguros como una actividad complementaria porque en su declaración de intenciones se dice que “los clientes deben disponer de antemano de información clara sobre la condición en que actúan las personas que venden productos de seguro….”

Una novedad de la IDD es la regulación de los diversos tipos de comercialización de seguros: venta informada, venta asesorada y venta en ejecución. La IDD no regula solo a la mediación sino a todos los canales de distribución de seguros, incluyendo el directo y la bancaseguros.

En este primer borrador, la futura Ley de Distribución de Seguros fija sanciones de hasta cinco millones por la venta indebida de productos de inversión, y las multas por malas prácticas en la venta de seguros crecerán de forma exponencial pudiendo llegar a los cinco millones de euros o a una cifra aun mayor si la entidad sancionada tiene un volumen de negocio superior a los cien millones de euros.

¿Cuál es origen del gran aumento de las multas? Quizá hay que buscarlo en el sector bancario, ya que en los últimos años presenta un amplio historial de sanciones por malas prácticas en España y en el extranjero, especialmente en Inglaterra.

Según el documento La Administración establecerá los criterios para determinar los tipos de conflicto de interés que podrían perjudicar a los clientes y provocar sanciones.

Las aseguradoras, a través de sus mediadores y corredores de seguros que asesoren al cliente, deberán recopilar información sobre el conocimiento y experiencia del usuario en el tipo de inversión en el que se encuadre el producto, la situación financiera, objetivos de inversión, capacidad para soportar pérdidas y tolerancia al riesgo, para después recomendar el producto más adecuado al perfil del cliente. Si el mediador no lograra recabar dicha información deberá advertirlo "en un formato formalizado" o si considera que un producto no es adecuado para el cliente. Este incremento de las cargas administrativas será difícil de implementar para algunos mediadores.

Además, la futura norma de distribución incluye como novedad la obligación de que las aseguradoras y los mediadores especifiquen el "mercado destinatario de un producto" y que se garantice la evaluación de todos sus riesgos. En paralelo, se "adoptarán medidas razonables para garantizar que se distribuye en el mercado destinatario definido".

El artículo diecisiete establece que “un distribuidor de seguros no establecerá ningún sistema de remuneración, de objetivos de ventas o de otra índole que pueda constituir un incentivo para que este o sus empleados recomienden un determinado producto de seguro a un cliente si el distribuidor de seguros puede ofrecer un producto diferente que se ajuste mejor a las necesidades del cliente”.

Por otro lado, los mediadores tendrán que modificar su operativa para adaptarse al nuevo mandato que protege el importe de las primas recibidas de los asegurados, de esta forma el dinero recibido de los clientes deberá colocarse en cuentas separadas del resto de recursos de estos profesionales. Bienvenida la nueva ley si contribuye a barrer a los comisionistas oportunistas e incrementa la profesionalidad del sector.

Fuente: inese.es y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha