915353009 | josilva@josilva.com

Negocios en las comunidades de propietarios (XI). Riesgos profesionales en negocios de lujo

12, agosto | ARTICULOS | Sin comentarios
Joyería - José Silva Correduría de Seguros

La actividad empresarial de joyería, platería, relojería o artículos de piel entre otros, pertenece al sector de negocios de productos de lujo. Debido a las características de los artículos con los que trabajan este tipo de tiendas (objetos de gran valor económico de pequeño tamaño) son objeto de deseo preferente por parte de delincuentes, y es sobradamente conocido el elevado riesgo de robo que sufren y grandes daños al continente y contenido.

Los métodos más comunes para el robo en estos establecimientos son el alunizaje o el método del butrón, como se conoce a la práctica de un agujero en la pared desde el exterior del edificio o un local contiguo para poder acceder al interior. Es habitual que acudan antes a debilitar la pared, para luego derribarla, por ejemplo con un gato hidráulico. Este método provoca daños en el propio local y en el edificio donde se ubica, pudiendo llegar a dañar su estructura.

El atraco y toda violencia física externa con fines delictivos están considerados como riesgo laboral por doble sentencia judicial y por decisión del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, riesgo extensible al edificio donde están ubicados estos negocios, ya sea un centro comercial o una comunidad de propietarios. Por ello, el empresario está obligado a adoptar en el marco de sus responsabilidades, medidas de prevención y protección de sus trabajadores contra dicho riesgo laboral.

Estos son los principales riesgos que estos negocios presentan para la comunidad donde se encuentran situados, pero además, en algunos casos, estos establecimientos cuentan con un espacio donde está ubicado el taller de joyería y relojería donde se utilizan una serie de técnicas y equipos de trabajo que pueden afectar a la seguridad, y donde están presentes, además, los riesgos siguientes:

  • - Derivados de máquinas y herramientas: soldador eléctrico, fresadora y las fresas, vulcanizadoras, inyectoras de cera, horno, licuadora, máquina de fundir, etc.
  • - Los derivados de materias primas y productos químicos: cera, metales, disolventes, ácidos y gases combustibles que conllevan un alto riesgo de incendio.
  • - Riesgos eléctricos.

Es por tanto necesario que quienes se dedican a esta actividad, incorporen a sus procedimientos de trabajo las medidas de prevención y protección que disminuyan o eviten esos riesgos.

Los seguros contratados por este tipo de negocios, son propios de especialistas, difíciles de suscribir y también protegen a la comunidad de propietarios , ya que cubren los daños materiales como daños eléctricos, daños por agua, incendio y explosión, cuentan con la cobertura de Responsabilidad civil para cubrir los daños que se puedan causar a terceros y pueden incluir vigilancia de la joyería en caso de que como consecuencia del siniestro sea fácilmente accesible desde el exterior, o una cobertura de accidentes personales ante lesiones derivadas de riesgos sufridos por la persona asegurada o personas adyacentes al negocio.

Fuente: gremiomadrid.org y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha