915353009 | josilva@josilva.com

NO PAGAR LA PRIMA DEL SEGURO TIENE CONSECUENCIAS

13, mayo | ARTICULOS | 3 Comentarios
impago de seguro

El pago de la prima de seguro es un acto esencial para que la póliza se considere formalizada y en pleno vigor, en los términos pactados entre la compañía Aseguradora y el Tomador; su impago tiene consecuencias, según sea la primera ocasión o en las sucesivas.

En un período de tiempo muy corto dos hechos relevantes han cambiado los criterios que se venían aplicando en el sector asegurador.

Por un lado el poder legislativo con la publicación de la Ley 20/2015 de 14 de julio de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras ( LOSSEAR) que entró en vigor el 1 de enero de 2016,  cuya finalidad principal es la de proteger los derechos de los tomadores, asegurados y beneficiarios, así como de promover la transparencia y el desarrollo adecuado de la actividad aseguradora, introduce, en su Disposición final primera, numerosas modificaciones en la Ley de Contrato de Seguro, entre las que destaca la reducción a un mes del plazo de preaviso que tiene el Tomador, para comunicar la oposición a la prórroga automática de numerosos contratos de seguro. Para la Compañía de Seguros, sin embargo, se mantienen los dos meses que ya establecía el artículo 22 de la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro, tanto para la cancelación del contrato, como para cualquier modificación en el mismo.

Por otro lado el poder judicial con el pronunciamiento del Tribunal Supremo, que el 9 de diciembre dictó la sentencia 5441/2015 con un efecto disruptivo en la interpretación de la ley cuando se produce el impago de la prima de seguro por parte del Tomador (el obligado al pago de la prima) o el Asegurado (sobre quien se realiza el contrato y que puede asumir las obligaciones del Tomador, si así se pacta).

Si es la primera prima la impagada (mediando culpa del tomador), la compañía de seguros tiene derecho a decidir si renuncia a continuar con la relación contractual ( en éste caso tiene que notificarlo fehacientemente al tomador) o por el contrario sigue adelante con lo pactado y firmado y reclama, en ésta situación no está obligada al pago de los siniestros que pueda reclamarle el firmante de la póliza, mientras no la cobre, sin embargo sí tiene que asumir la reclamación de otra persona ajena al contrato que pueda verse afectada por el mismo, por ejemplo una víctima de un seguro de responsabilidad civil.

Cuando se produce el impago de la segunda o sucesivas primas o algún plazo, en el supuesto de que se haya concedido el fraccionamiento de la misma (salvo excepciones los seguros se contratan anualmente), hay diversas situaciones y consecuencias a saber:

- Dentro del mes siguiente a la fecha de vencimiento-renovación, la ley concede un plazo de gracia y el contrato de seguro está en vigor.

- Pasado el mes de gracia sin pagar el seguro, se suspenden las garantías de forma automática (no es necesario que el Asegurador lo comunique al Tomador) y este período puede durar cinco meses, durante los cuales no existe cobertura para el tomador- asegurado por ninguno de los riesgos pactados, sin embargo sí la tendrán otros terceros ajenos al contrato y afectados por el mismo.

- Si el Tomador paga la prima, estando suspendido el contrato, la cobertura del seguro vuelve a tener efecto a las 24 horas de la recepción de la misma por parte de la compañía de seguros.

- Si la Aseguradora no reclama la prima sucesiva impagada, durante los seis meses siguientes al vencimiento, el contrato no se renueva tácitamente, según el criterio del Alto Tribunal, por tanto finaliza la relación contractual.

- Aunque la relación contractual haya finalizado, la Compañía de Seguros tiene derecho a reclamar el importe de la prima no abonada porque el plazo de prescripción (se empieza a contar de nuevo cada vez que se realiza una notificación fehaciente) para los seguros que afectan a las personas del ramo de vida, accidentes o enfermedad es a los cinco años y aquellos del ramo diversos como el hogar, comunidades, comercios o automóviles el plazo finaliza a los dos años,

No pagar el seguro no es una buena decisión ni un acertado consejo, como desgraciadamente observamos a diario, ahora bien ante otras situaciones, acudir a los tribunales para obtener reparación de un daño, salvo aquellos supuestos de justicia gratuita, es oneroso y lento, por lo que resulta de gran utilidad contratar un seguro de Protección Jurídica que permita, por un precio reducido de 125 euros anuales, ejercer los derechos que la ley nos otorga.

José Silva, director técnico de JOSE SILVA CORREDURÍA DE SEGUROS.

Listado de posts

JOSÉ SILVA CORREDURÍA DE SEGUROS, S.L. - 28/07/2019 14:44

Carlos, diríjase al Servicio de Atención al Cliente de la compañía de seguros, encontrará ese dato en su web o llamando a la Dirección General de Seguros, en éste organismo usted dispone de un servicio de Quejas y Consultas. Saludos,

Carlos - 19/07/2019 12:29

Respecto al impago de la primera prima, comentas :"en éste caso tiene que notificarlo fehacientemente al tomador"). ¿Donde o qué ley les obliga a notificarlo fehacientemente? En mi caso, estuve circulando 1 año sin seguro, sin saberlo, debido al impago del primer recibo de la anualidad, de lo cual nadie me informó, ni de la suspensión de la póliza. Sólo me enteré cd en un control rutinario me paró la Guardia Civil y me informó que estaba sin seguro (con la multa correspondiente). Y eso, que el seguro fue contratado a través de na mediadora, que además atendió varios partes posteriores al impago (en varios meses) sin informarme en ningún momento de la cancelación de la póliza.

Rosa - 17/05/2016 14:20

Pues que salvo que solicites y obtengas por escrito la certeza de que la compañía no te reclamará las prima pendiente, tendrás muchos meses de incertidumbre. Si finalmente reclama, además de tener que pagar la prima, es muy probable que tengas que asumir las costas del procedimiento.

Escribir comentario

Captcha