915353009 | josilva@josilva.com

Novedades de la nueva Ley de Ordenación de Seguros

04, agosto | ARTICULOS | Sin comentarios
Ley ordenación de seguros LOSSEAR

En seguros ya tenemos una nueva Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, conocida como LOSSEAR, que entrará en vigor el próximo 1 de enero.

 

Esta legislación regula la actividad de los seguros y reaseguros privados en nuestro sistema jurídico y fija las nuevas exigencias de capital de las aseguradoras en función de los riesgos que asumen y del control sobre ellos. Estos nuevos requisitos de capital (la Ley duplica la exigencia de solvencia, según los cálculos realizados por Seguros) no supondrán una merma importante para las aseguradoras españolas, que según los análisis realizados por Seguros y EIOPA (Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación) cuentan con capital suficiente para cubrir sus nuevas necesidades.

 

Tiene como fin proteger a los consumidores ¿ lo conseguirá realmente ? El Big Data y la concentración de empresas aseguradoras es una seria amenaza ¿qué novedades introduce? Los puntos más relevantes son :

 

  • Nuevas formas jurídicas admisibles para ejercer la actividad aseguradora la sociedad anónima europea y la sociedad cooperativa europea. Un nuevo reto para el capital español, si se puede admitir que el capital tenga nacionalidad.
  • Enumera de manera separada aquellas competencias en materia de regulación y supervisión de seguros que corresponden al Ministro de Economía y Competitividad y aquellas que corresponden a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ( DGSFP).
  • Se reconoce por tanto a la DGSFP la capacidad para emitir circulares de obligado cumplimiento en el ámbito de la supervisión de seguros y reaseguros.
  • Se define y se regulan por primera vez en la legislación española las funciones de la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación.
  • Se introduce la obligación de someter el traslado de domicilio social al extranjero a la autorización del Ministro de Economía y Competitividad.
  • Extiende las exigencias de honorabilidad comercial y profesional y conocimiento y experiencia adecuados a las personas que ''desempeñen las funciones que integran el sistema de gobierno'' de las entidades aseguradoras y reaseguradoras y de las entidades dominantes de grupos de aseguradoras.
  • Desaparecen las mutuas, cooperativas y mutualidades de previsión social a prima variable.
  • Desaparece la obligación para las aseguradoras domiciliadas en otros Estados de la UE que operen en España en régimen de LPS de designar un representante fiscal. A nuestro parecer esto incrementará las dificultades de acceso a los servicios de reclamación.
  • Nueva regulación de garantías financieras y requerimientos de capital de solvencia obligatorio.
  • El nuevo sistema de gobierno exige una estructura organizativa adecuada y transparente, separación de funciones y actuación correcta de los mecanismos de transmisión de información.
  • Evaluación de la situación financiera de las entidades aseguradoras y reaseguradoras basada en sólidos principios económicos, incorporando en el proceso la información proporcionada por los mercados financieros, así como los datos disponibles sobre los riesgos asumidos. Prioridad a :  calidad, seguridad y disponibilidad.
  • Regula el procedimiento de supervisión de entidades aseguradoras y reaseguradoras de manera detallada e identifica la condición de sujetos supervisados a los grupos de entidades aseguradoras y reaseguradoras.
  • Regulación de los “créditos por contrato de seguro” y regulación de la responsabilidad sancionable derivada de la infracción de normas de ordenación y supervisión previstas en el sector asegurador.
  • Hace tanta insistencia en las infracciones y sanciones relacionadas con requisitos de capital mínimo y de solvencia que probablemente serán poco aplicadas porque el sector ha demostrado una honestidad muy por encima de otros a los que la administración haría bien en vigilar con más ahínco. Por si acaso establece nuevas y duras sanciones por infracciones en función de su gravedad.

 

Esta adaptación a las nuevas normas supone un reto al que ya se están enfrentando tanto las empresas aseguradoras españolas como las corredurías de seguros, y para el que están preparadas, como así ha quedado patente durante la crítica situación de nuestra economía desde el año 2008 hasta la actualidad.

 

Fuente: expansion.com y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha