915353009 | josilva@josilva.com

Reducir riesgos es muy saludable, transferirlos es rentable.

07, julio | ARTICULOS | Sin comentarios
Riesgos empresario

Para que una empresa pueda alcanzar sus objetivos es muy importante que planifique estrategias para prevenir y reducir riesgos. En sectores más sensibles como el pequeño negocio que tienen más riesgo de sufrir un accidente laboral, robo o incendio, llevar a cabo estas estrategias pueden asegurar su supervivencia.

 

Son varias y variadas las incertidumbres a las que se enfrenta una empresa: impagos, desastres naturales, innovación, fraudes, regulación, etc. Según el tipo de negocio habrá que identificar y enfocar estas estrategias a sus aspectos críticos, pero todas las empresas están expuestas a factores de riesgo global. Una vez identificados, habrá que medirlos y evaluarlos para gestionarlos mediante un plan de acción o de contingencia y monitorizar estos procedimientos para comprobar la efectividad de los mecanismos implantados. Pero, ¿cómo llevarlo a cabo?  Veamos algunas recomendaciones:

 

  • Realizar controles de costes, seguimiento de las facturas impagadas y adquirir protección para el riesgo operacional con la contratación de un seguro de crédito.
  • Realizar controles de calidad rigurosos de cara a futuras querellas por algún defecto en el producto por parte de los clientes. No solo evitaremos querellas, sino que la empresa ganará en reputación. Ayuda a reducir el costo del seguro de responsabilidad de productos.
  • Entre los gastos a reducir de una empresa se encuentran los producidos por intereses, por eso hay que reducir la dependencia de la deuda a corto y largo plazo convirtiéndola en capital.
  • Diversificar la empresa para aprovechar plenamente sus recursos productivos: La mayoría han comenzado como pequeñas empresas abasteciendo un mercado local con un solo producto, después crecen y amplían su ámbito geográfico . Una modalidad de diversificación muy empleada es la integración vertical, que se da cuando una empresa realiza todos los procesos de la cadena de producción, desde la obtención de la materia prima hasta la distribución de los productos. De esta forma el riesgo no estaría concentrado en un solo grupo de clientes, ya que se dependería de varias fuentes de ingresos. Poner un precio fijo a la incertidumbre con la suscripción de seguro de daños y responsabilidad civil.
  • En la planificación de recursos humanos, la contratación de personal a tiempo completo en lugar de contratistas evitaría el riesgo a perder empleados en busca de un trabajo mejor remunerado con una jornada completa, y además evitaría el gasto de formación de sus reemplazantes.
  • Contar con asesoría técnica y consultores con experiencia de gestión.
  • Elegir proveedores fiables y alejarse de clientes que acostumbran a realizar sus pagos de forma tardía.
  • Colaborar con negocios pequeños con habilidades complementarias añadirá valor y nos ayudará a reducir riesgos siempre que sean socios sin problemas financieros, si no, el riesgo podría aumentar. De todas maneras el riesgo se puede medir y asegurar.
  • Contratar pólizas de seguros para disminuir los riesgos de las empresas y para cualquier imprevisto que pueda presentarse. En definitiva, reducir el nivel de inseguridad mediante la transferencia del riesgo a cambio de una prima.

 

Lo mejor es tener todos los riesgos identificados y evaluados por un experto externo que los clasifique, defina los costes y se asegure que las pólizas no se solapen por el sobreseguro.

Fuente: ehowenespanol.com y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha