915353009 | josilva@josilva.com

Seguros para cada profesión (II): riesgos de las nuevas profesiones online

04, mayo | ARTICULOS | Sin comentarios
Seguros para cada profesión (II): riesgos de las nuevas profesiones online

Continuamos la serie de artículos dedicados a los riesgos profesionales, la semana pasada tratamos los seguros que necesita un fontanero. En las profesiones que requieren un esfuerzo físico o exposición a situaciones aparentemente peligrosas, los riesgos son relativamente fáciles de identificar, diagnosticar y prevenir; sin embargo, con la irrupción de la tecnología en los negocios y vida cotidiana, surgen nuevas profesiones cuya actividad se centra principalmente en el esfuerzo mental, e incluso muchas veces se realizan desde casa, el autoempleo es la fórmula más recomendada para reducir el paro en nuestro país, pero ello no significa que no entrañen riesgos, los hay, implícitos a las nuevas tareas: nos referimos a las profesiones en torno al mundo online.

Las profesiones surgidas de Internet: programadores web, community managers, especialistas de marketing online, asesores de imagen online… su cometido es muy distinto entre ellos, pero tienen un punto en común: pasan largas jornadas laborales frente a un ordenador. Y esto puede ser más perjudicial de lo que parece,afectar a la salud, a la economía y a la futura jubilación, especialmente a ésta última por el recorte de la protección del Estado.

Enumeramos a continuación algunos de los factores de riesgo de estas nuevas profesiones:

- Trastornos musculoesqueléticos. El uso de teclados móviles o táctiles someten a las articulaciones a una sobrecarga que desemboca en muchos casos en el ya conocido síndrome del túnel carpiano o síndrome del mouse, que afecta a la movilidad de la mano o incluso se toda la extremidad que se utiliza con mayor intensidad en el trabajo con el ordenador. Un adecuado seguro de accidentes o enfermedad profesional que aporten ingresos en períodos de inactividad temporal o definitiva ayudarán a emprender proyectos de vida.

- Fatiga visual. Un reciente estudio revela  que hasta un 70% de estos trabajadores la padece. Esta dolencia se traduce en ojos secos, dolores de cabeza, picor de ojos, incluso puede llegar a ocasionar pérdida de sueño y dificultad para dormir.

- Sedentarismo. Prácticamente todos estos trabajadores pasan su jornada sentados, factor desencadenante de un buen número de patologías que van desde enfermedades cardiovasculares, endocrinas o sobrepeso. Un buen seguro médico donde recibir el diagnóstico de los mejores profesionales de la medicina, ayudará a recuperar la salud para seguir trabajando.

- Dependencia de los dispositivos electrónicos. Aunque puede ser la más difícil de detectar y tratar, puede ser la más peligrosa. El hecho de estar permanentemente conectado afecta a la capacidad de concentración del trabajador e incluso puede llegar a perjudicar su vida personal, al ser difícil separarla de la vida laboral. Se puede producir un distanciamiento afectivo y social que se traduce además en ansiedad, fatiga, insomnio… El riesgo de la Incapacidad Profesional está muy presente y el sector asegurador presenta diversas soluciones para ello.

La buena noticia en este sector es que se trata de dolencias que con rutinas adecuadas y políticas de salud en la empresa pueden erradicarse con una probabilidad de éxito bastante alta. Fomentar la práctica de deporte, rutinas de descanso ocular, revisiones médicas periódicas o incluso obligar a desconectar al terminar del horario de trabajo pueden ayudar enormemente a mejorar la calidad de vida de estos profesionales, lo que además repercutirá en su concentración y productividad en la jornada laboral. Ahorrar para cuando la edad nos avise de que es hora de disfrutar del trabajo desarrollado e Invertir adecuadamente.

Fuente: Equiposytalento.com y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha