915353009 | josilva@josilva.com

Seguros para cada profesión (IV): riesgos del sector hostelería, restauración y catering (HORECA)

29, mayo | ARTICULOS | Sin comentarios
Riesgos sector hostelería, restauración y catering - HORECA

El sector de la hostelería y restauración es uno de los que más población ocupa en nuestro país, así como en toda Europa. Sin embargo, esta cantidad de población ocupada no se debe precisamente a las buenas condiciones laborales del sector, sino a la amplia demanda de personal, que además ha seguido presentando una tendencia al alza incluso en tiempos de crisis. Nuestro clima, situación geográfica y atractivos culturales garantizan al menos una ocupación laboral.

En gran parte de los casos (no siempre) se trata de empleos temporales, de baja remuneración, con irregularidad de horarios, y suelen ser ocupados por jóvenes. Los riesgos generales a los que este trabajador se suele exponer en el sector hostelería son los siguientes:

  • Alta carga de trabajo.
  • Se permanece un número excesivo de horas de pie o en posturas estáticas.
  • Ocupación mayor en fines de semana, noches y días de festivos, lo que perturba la vida personal y social del empleado.
  • Alto nivel de estrés.
  • Conflictos, acoso o incluso violencia por parte de clientes, compañeros o jefes
  • Trato discriminatorio hacia las mujeres y extranjeros.

Además de estos riesgos más genéricos, estos empleados se enfrentan a otros más específicos en función del entorno o puesto que desempeñan:

  • Riesgo de resbalones, tropezones o caídas, el accidente más frecuente, debido al  estrés y las prisas en este tipo de trabajos, así como a la existencia de superficies resbaladizas por existencia de agua, aceite o residuos de comida.
  • Lesiones con utensilios de corte, gran mayoría en las cocinas. Hablamos tanto de cuchillos como de picadoras, batidoras, etc.
  • Quemaduras y escaldaduras, debidas a la manipulación de líquidos o productos muy calientes o hirviendo.
  • Lesiones musculoesqueléticas. Aparte de las lesiones derivadas del esfuerzo continuado, estrés, excesivas horas de pie… también se pueden sufrir lesiones musculares (especialmente en la espalda) a causa de la carga de materiales pesados o tareas de limpieza.
  • Riesgos de incendio, debido a la alta cantidad de materiales potencialmente inflamables que se manipulan, aceites calientes, gas, etc.

Como veis estamos ante un sector donde los riesgos tanto en el día a día como a largo plazo son muy numerosos, y deben ser analizados y evaluados individualmente según la situación de cada profesional y del puesto que desempeña.  Si no es posible eliminar los riesgos, al menos es posible conocerlos, evaluarlos y transferirlos a una compañía de seguros, por ejemplo ante una situación de Incapacidad Temporal por enfermedad o accidente, rapidez en las pruebas médicas con un Seguro de Salud, reparar estéticamente nuestro cuerpo después de quemaduras y planificar un Ahorro complementario para tiempos sin actividad o Jubilación. La mejor opción es siempre contar con el apoyo de una Correduría de Seguros que se encargue de ofrecer el seguro para hostelería que responda a todos los riesgos a los que se expone la empresa y sus empleados, al mejor precio del mercado.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha