915353009 | josilva@josilva.com

Seguros para cada profesión (V): riesgos de los profesionales de la construcción

10, junio | ARTICULOS | Sin comentarios
Prevención de riesgos y seguridad en el sector construcción

Aunque cualquier profesión requiere un gran esfuerzo, mental o físico, hay que reconocer que las profesiones del sector de la construcción se encuentran entre las más duras; requieren mayor esfuerzo físico , lo que  implica riesgos para el trabajador autónomo y también para el que realiza su trabajo por cuenta ajena y la empresa para la que presta sus servicios.

Entre sus tareas más destacadas se encuentran la excavación, movimiento de tierras, construcción, montaje y desmontaje de elementos, acondicionamiento de instalaciones, transformación, rehabilitación, reparación, desmantelamiento, derribo, mantenimiento, conservación, trabajos de pintura, de limpieza o de saneamiento. Los peligros asociados más importantes son los siguientes:

  • Caídas al mismo nivel y pisadas sobre objetos. Se pueden producir caídas a causa de irregularidades del suelo, por falta de orden y limpieza, zanjas o por tropiezo con obstáculos. Riesgo de baja temporal, invalidez parcial o total y fallecimiento.
  • Atropellos por parte de los vehículos utilizados en la obra.
  • Caídas a diferente nivel, al acceder a lugares elevados sin la protección necesaria, desplazamientos de escaleras o andamios, soportes mal colocados que ceden al ejercer peso sobre ellos. Responsabilidad civil y penal de la empresa
  • Golpes y cortes, a causa de la utilización de herramientas manuales, o el transporte y manipulación de materiales diversos.
  • Caída de objetos en manipulación o desprendidos.
  • Sobreesfuerzos a causa de la manipulación de materiales pesados, lo que puede provocar diferentes tipos de lesiones. Incapacidad permanente total o absoluta con pérdida de ingresos.
  • Contacto con productos químicos e intoxicaciones.
  • Contactos eléctricos
  • Accidentes con equipos o maquinaria de trabajo, debido a su mal mantenimiento o inadecuada utilización. Avería de maquinaria y responsabilidad laboral.

Como veis estamos ante un sector donde los riesgos son diversos y de gravedad alta, deben ser analizados y evaluados adecuadamente según la situación de cada profesional y del puesto que desempeña.  Aunque la obligación de la empresa constructora es cumplir todas las normativas de seguridad para sus empleados, y la de éstos cumplirlas y tomar todas las precauciones necesarias, siempre existe un margen de riesgo que no se puede controlar, pero que se debe evaluar y transferir a una compañía de seguros. La mejor opción es siempre contar con el apoyo de una Correduría de Seguros que se encargue de ofrecer el seguro de construcción adaptado a todos los riesgos de la rehabilitación, reforma sencilla, obra nueva, montajes complejos, obra civil, hidráulica, tecnológica, de seguridad, sanitaria, hotelera o empresarial. No es bueno aplicar aquel refrán que dice “El dinero del mezquino, anda dos veces el camino”.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha