915353009 | josilva@josilva.com

Seguros para casos de dependencia

11, septiembre | ARTICULOS | Sin comentarios
Seguros para casos de dependencia

La dependencia personal aparece cuando alguna incapacidad funcional dificulta o impide el desarrollo de actividades de la vida diaria y requieren ayuda para su realización, por ejemplo un accidente de circulación, una enfermedad o un trauma laboral. Legalmente, una persona es dependiente, temporal o definitivamente, cuando concurren los siguientes factores:

 

  • Existe una limitación física, psíquica o intelectual.
  • Existe una incapacidad para realizar las labores cotidianas por uno mismo.
  • Existe la necesidad de contar con la asistencia de una tercera persona.

 

Asimismo, la Ley de Dependencia ( Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia ) establece tres grados de dependencia:

Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.

Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Cuando se habla de dependencia, es frecuente hacer una asociación rápida con la imagen de una persona con discapacidad (normalmente física) sin embargo, este caso no es exclusivo de la discapacidad, sino que la edad y la enfermedad pueden ser circunstancias que también originen una situación de falta de autonomía. Cualquier persona puede verse en una situación de dependencia cuando la edad deteriora paulatinamente el organismo, afectando a nivel cognitivo y se va perdiendo de forma progresiva su autonomía personal. Los accidentes de tráfico causan situaciones de dependencia en sus distintos grados, en personas jóvenes.

 

El padecimiento de una enfermedad también supone la presencia de limitaciones, con impacto significativo sobre el funcionamiento de la persona a la hora de desenvolverse en la vida diaria. Especialmente en el caso de las enfermedades crónicas cuando el afectado debe convivir con estas limitaciones durante toda la vida.

 

Las leyes han incorporado un sistema de prestaciones públicas basadas en ayudas para el cuidado de las personas que están en tal situación, pero las Administración Públicas no aportan los presupuestos para cubrir las necesidades actuales, además, las personas somos complejas; no tenemos una única casuística, sino que son variadas y de distinta naturaleza. Una persona con dependencia precisa una atención integral que tenga en cuenta todas sus necesidades (físicas, psíquicas y sociales), considerándolas de una forma global, y entendiendo que todas ellas son importantes.

Ante esta realidad, el seguro de dependencia se presenta como un producto complementario, diseñado por las compañías de seguros privadas, que garantiza una indemnización en forma de renta, capital o prestación de un servicio para cada situación. Su objetivo es complementar o sustituir las prestaciones públicas por dependencia, para hacer frente a los elevados costes que generan este tipo de situaciones.

Una situación de dependencia tiene un costo mínimo de 1.200 euros mensuales y puede alcanzar los 3.000 euros ¿ tenemos garantizados ingresos por esa cuantía ?  ¿Durante cuánto tiempo podríamos soportar el pago de los servicios de atención personal ?  ¿ Podrían asumir nuestros familiares los costes derivados de la dependencia ? Hay fórmulas aseguradoras que pueden resolver situaciones de futuro que, al mismo tiempo, desgravan fiscalmente con una reducción de la Base Imponible del IRPF.

En José Silva Correduría de Seguros, estudiamos la situación de cada persona para plantear la mejor solución tanto para afrontar una situación actual como futura, recomendando el seguro de dependencia en caso de enfermedad o accidente que mejor encaje con sus necesidades. Contáctanos o descarga aquí toda la información:

Folleto seguro de dependencia. Cuidamos tu calidad de vida.
Tríptico seguro de dependencia. Ventajas fiscales.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha