915353009 | josilva@josilva.com

Un poco de historia curiosa del seguro

12, octubre | ARTICULOS | Sin comentarios
Un poco de historia curiosa del seguro

Uno de los primeros vestigios que dan origen al Seguro es el principio de fraternidad en el que se apoyaban mutuamente nuestros antepasados como medida de protección ante los riesgos sociales y naturales que atentaban contra sus vidas. Vivían en pequeños grupos que aprendían a soportar y hacer frente a las consecuencias de las desgracias, al descubrir que en grupos era más fácil hacer frente a diferentes situaciones, como encontrar alimento, combatir animales, o las desgracias de la vida cotidiana. Organizarse en grupos para la protección y obtención de beneficios comunes recurriendo a prácticas solidarias, constituye el comienzo de nuestro actual sistema de seguros.

Las antiguas civilizaciones griega, romana, probablemente también los babilonios e hindúes efectuaban contratos a la gruesa financiando pérdidas. En la Edad Antigua podemos encontrar antecedentes de ciertas formas de seguro en civilizaciones tan antiguas como la fenicia. Los mercaderes babilónicos, entre 4000 y 3000 años antes de Jesucristo, asumían el riesgo de pérdida de las caravanas que cruzaban la antigua Babilonia, ya que continuamente eran víctimas de actos de piratería, concediendo préstamos a elevado interés, que eran reembolsables a la feliz terminación del viaje. También en Grecia se encuentra una asociación llamada Eranoi que tenía como fin socorrer a sus socios desvalidos mediante una cotización de todos sus asociados.

Durante la Edad media se establecieron asociaciones con fines caritativos, cuyos fondos servían para proteger a sus miembros contra las pérdidas sufridas por incendio, inundaciones o robo. Estas instituciones aparecen en Inglaterra en el siglo IX y se denominaban “Guildas”, representaban una causa en defensa a la opresión del feudalismo, y eran también una forma de organización gremial que mediante el pago de cuotas permitía el acceso a una hermandad de comerciantes del mismo sector. De esta forma se creaba un proteccionismo mutuo que cubría pérdidas a modo de seguro en caso de incendio, muerte o enfermedad.

Los seguros financieros tuvieron su origen en Italia en el siglo XV surcando los mares, el aseguramiento marítimo se hacía por medio de préstamos (bottomry). Así puede afirmarse que el desarrollo de los seguros estuvo vinculado con el transporte marítimo hasta alcanzar carácter de industria actualmente.

La primera póliza de la que se tiene constancia es del año 1.347, el primer contrato escrito de seguro se redactó y firmó en Génova, y aseguraba contra posibles accidentes, naufragios o asaltos piratas a un navío mercante bautizado con el nombre de Santa Bárbara, que iba de Génova a Mallorca. Y La primera póliza conocida de seguro sobre el seguro de vida, es de un londinense, William Gibbons en el año 1583 y aunque la póliza cerró con la plegaria “Dios, al nombrado William Gibbons, Salud y Larga Vida”, Mr. Gibbons, falleció dentro del mismo año, solamente había pagado 32 libras de prima, sin embargo sus herederos recibieron el capital de 400 libras, por las que había sido asegurado.

Más tarde, en el año 1.666, se originó en Londres un incendio de proporciones gigantescas que duró tres días de septiembre y que arrasó 13.200 casas y 90 iglesias, lo que suponía casi un tercio de la capital inglesa. Con él comenzaron los seguros a gran escala, ya que un año después se crearon unas compañías de seguros de incendio que por una módica cuota protegían al asegurado en caso de que este desastre se volviese a producir. Este es también el origen de las placas que vemos en muchas fachadas de casas y que advierten que dicho inmueble se encuentra “asegurada de incendios”.

El seguro inglés estuvo vinculado directamente al auge de los cafés en Londres ya que estos lugares se convirtieron para los comerciantes, en centro de negocios y vida política, algunos de esos cafés se identificaron por la línea de sus negocios, y fue en el año 1679, a raíz de varias reuniones encabezadas por el Inglés Edward Lloyd, propietario de un café-taberna en Tower Street, el “Café-taberna Lloyd’s”, se convirtió en una verdadera bolsa de seguros, donde los suscriptores aceptaban y distribuían coberturas entre ellos, sin constituir una organización formal; al fin se funda la primera asociación de aseguradores particulares el famoso “Lloyd's de Londres”.

El edificio del Lloyd´s en la City se considera el edificio más seguro del mundo, su diseño partió de la idea de que la prevención es la mejor forma de protegerse ante el riesgo, de tal forma que sus instalaciones discurren por el exterior y su estructura es de acero. Tradicionalmente se toca la campana Lutine en ocasiones especiales, inicialmente se tocaba una vez cuando el barco llegaba a puerto, dos si no llegaba y se daba por perdido. Personalmente tuvimos ocasión de visitar la institución y tocar la famosa campana y sentarnos en un banco de contratación.

La revisión de la cronología histórica del desarrollo de los seguros en el mundo permite afirmar que para mediados del siglo XIX los seguros se habían extendido en Europa y los Estados Unidos, y para entonces la conceptualización del rol de los seguros y del contrato del seguro estaba muy avanzada.

La historia del seguro es muy amplia y estos son algunos de los hitos más importantes desde su origen como una forma de establecer las garantías de solidaridad de todas las expediciones de comercio, una forma de compensación entre todos los éxitos y todos los fracasos, que de una forma u otra ha estado presente a lo largo de toda la historia.

Actualmente grandes acontecimientos históricos como la llegada del hombre a la Luna, una final de la Super Bowl o la Fórmula I no serían posibles sin la existencia de un contrato de seguros que asuma los riesgos de los mismos, desde los daños a las instalaciones, a los espectadores y el financiero de sus promotores.

Fuente: catarina.udlap.mx y elaboración propia

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha