915353009 | josilva@josilva.com

CASO REAL: ROBO EN VIVIENDA SECUNDARIA EN PLENO CONFINAMIENTO

22, febrero | ARTICULOS - PROPIOS | Sin comentarios
CASO REAL: ROBO EN VIVIENDA SECUNDARIA EN PLENO CONFINAMIENTO

Una de las diferencias más relevantes entre contratar una póliza directamente con una compañía aseguradora, u otros canales no profesionales como la banca, y hacerlo a través de una Correduría de Seguros se aprecia en el momento de sufrir un siniestro. Ante un acontecimiento que origina daños concretos, garantizados en la póliza de seguros, se establece la aparición del principio indemnizatorio que determina que la entidad aseguradora tiene el deber de restituir, total o parcialmente la pérdida, hasta el máximo del capital garantizado en el contrato. En caso de siniestro, nuestra labor como Correduría consiste en representar y ayudar al asegurado en las gestiones del expediente, las comunicaciones del siniestro, procurando agilizar el envío de servicios y peritos, escuchando las peticiones del cliente, atendiendo a su provecho y agilizando los plazos de respuesta de la compañía aseguradora. Haciéndonos cargo de estas funciones conseguimos la resolución del siniestro lo más favorable posible al cliente, siempre velando por la defensa de sus intereses como parte débil de un contrato de adhesión.

 

Para ilustrar esta actividad fundamental con ejemplos prácticos, iniciamos una serie de artículos en la que expondremos nuestra experiencia en casos reales de siniestros que hemos atendido, tanto relacionados con seguros personales como para negocios o Comunidades de Propietarios. Cabe reseñar que tan sólo en el primer mes de este presente año, ya hemos gestionado más de 1.000 siniestros y atendido alrededor de 700 consultas de clientes o personas preocupadas por su vida y patrimonio. Esperamos que sea de vuestro interés.


 

Todo empieza con una llamada a nuestra oficina:


 

Son apenas las nueve y cuarto de una nublada mañana del mes de noviembre cuando contestamos al teléfono. Al otro lado de la línea, una voz que muestra gran nerviosismo y preocupación nos informa que ha sufrido un robo en una vivienda secundaria a la que no puede acudir a causa de las medidas de confinamiento perimetral en su localidad de residencia. Ante su estado de angustia, que le impide expresarse y pensar con claridad, intentamos tranquilizarle. Confirmamos que se trata de Alberto. Le pedimos amablemente que nos relate con detalle lo sucedido y de ese modo podremos solucionar el problema lo antes posible. Nos cuenta que un vecino le ha llamado para informarle que ha visto una ventana rota del chalet que tiene como residencia vacacional en otra comunidad, que todo parece apuntar que se trata de un robo. Le pedimos la dirección exacta para poder actuar. Lo primero es asegurar la vivienda. Le decimos que nos encargamos de que el seguro vaya rápidamente a reparar la zona por la que han entrado y que la vivienda ya no quede expuesta. Nos da las gracias, su voz suena mucho más calmada.


 

El método de actuación ante un robo.


 

Alberto sigue al teléfono, se siente más tranquilo y en buenas manos. En nuestra correduría somos conscientes de que, ante un robo, muchos clientes se ponen nerviosos y no saben muy bien cómo actuar.
 

Nosotros, como profesionales, tenemos mucha experiencia y sobrado conocimiento de cómo proceder en estos casos, incluso aunque la coordinación sea más dificultosa por la situación de pandemia y la vivienda esté situada en otra comunidad. Seguimos informando a Alberto, le damos un completo asesoramiento sobre la denuncia por robo y qué pasos debe dar a continuación.

 

Le pedimos que cuando las fuerzas de seguridad competentes hayan hecho su labor y el pueda desplazarse a la casa, confeccione una lista con todos los objetos que le hayan sido sustraídos o dañados con todo lujo de detalles, una estimación de su valor, un reportaje fotográfico en las condiciones en el que se ha encontrado la vivienda, así como facturas o tickets de compra. Por último, le aclaramos que tendrá un periodo de 72 horas para ratificar la denuncia y que nos haga llegar una copia de la denuncia y la lista de objetos. Mientras tanto un perito se encargará de realizar un reconocimiento y procederá a la tasación de los daños, tanto de los objetos robados o siniestrados como los desperfectos en la propia vivienda tales como ventanas rotas, puertas forzadas, etcétera, para proponer a la compañía de seguros el importe del siniestro. Nos despedimos hasta la próxima comunicación, Alberto nos da las gracias realmente aliviado.


 

La relación de incidencias.


 

Los asaltantes abrieron una contraventana metálica, subieron la persiana de madera y rompieron el cristal de la ventana para entrar. Se llevaron un juego de llaves que Alberto tenía en el interior y salieron por la puerta. A simple vista echó en falta dos televisiones, un microondas, ropa, diversos objetos y unos pendientes. Con este avance procedemos a la revisión del alcance de las coberturas y envío de la documentación correcta y verificada a la compañía aseguradora por vías más rápidas de las que tiene el cliente. Solicitamos a la compañía que, debido al confinamiento, organice a todos los gremios para realizar las reparaciones el mismo día, y si es posible también coordinar la presencia física o virtual del perito. Nos ponemos en contacto con Alberto para confirmárselo. Poco después nos informa que un cerrajero, un cristalero y un carpintero habían acudido a la vivienda para reparar provisionalmente los desperfectos de la ventana por donde habían entrado los ladrones. Nos vuelve a dar las gracias por el rápido proceder. A los pocos días, Alberto nos confirma que se han terminado las reparaciones y ya ha ido el perito. También, que ha puesto una alarma en el chalet. Se la incluimos en la póliza para minorar riesgos futuros y reducir un poco la prima del seguro y le informamos que ahora debemos esperar a que el perito cierre su informe y proponga la cantidad que le abonará la compañía de seguros y nosotros vigilaremos que sea la adecuada.
 

Pasado un tiempo, Alberto nos pregunta preocupado por el resultado del informe del perito, sabemos que el proceso está dentro de los tiempos estipulados y proseguimos las gestiones ante la compañía aseguradora. Transcurridos unos días sin obtener respuesta, interpelamos de nuevo a la aseguradora para reclamar el informe sin más demoras, para que ésta no abuse de su posición dominante. Tras nuestra insistencia, por fin nos envían la valoración del siniestro: más de 2500 euros. Tras hacer una revisión del desglose para comprobar si es adecuado y asegurarnos de que está todo correcto informamos a Alberto. Nos responde con agradecimiento por el resultado. Le decimos que simplemente hemos cumplido con nuestro trabajo.

 

En la Correduría de Seguros José Silva somos expertos en la comparativa de seguros y estudiamos las necesidades de nuestros clientes para ofrecerles una póliza a su medida, con todas las garantías profesionales y claridad en los contratos, aquí comienza el verdadero éxito de un siniestro. Además, garantizamos un amplio servicio postventa, realizado por personas muy cualificadas.


 

¿Has sufrido un robo en tu vivienda?, comparte con nosotros tu experiencia.


 

Cuéntanos tu caso dejándonos a continuación un comentario, podemos ayudarte a resolver cualquier siniestro. Si necesitas más información puedes contactarnos a través de nuestra página web, de nuestra dirección de correo josilva@josilva.com o llamándonos al teléfono 915353009. Recibirás una inmejorable atención, estamos para ayudarte.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha